Baño marroquí

Un baño marroquí es imprescindible en Marrakech, especialmente después de un largo día caminando y explorando.

Enriquecerá su experiencia de visita y refrescará su energía.


El baño marroquí consiste en sentarse en una sala de vapor para suavizar su piel, donde se aplicará su piel con el famoso jabón negro local (hecho de aceitunas negras) justo antes.


Seguirá un lavado y una serie de enjuagues y jabones. Masaje justo después es imprescindible si desea la experiencia completa.


El equipo le sugerirá algunas opciones cercanas (a poca distancia), según el presupuesto y las opciones que desee experimentar.